30.1.06

Promesas electorales

Hace ya más de 20 años que se marchó el Viejo Profesor. Dejó la alcaldía de Madrid para ir, como manda el refrán, al cielo. Al cielo de los agnósticos, que no sé si es el cuarto, el quinto, o puede que, incluso el séptimo. La que tiene que haber montado por allí arriba, pues si con solo síete años como cabeza política del municipio logró hacerse con las simpatías de propios y extraños (claro, que por aquel entonces no se llevaba el “y tú más” como estrategia de oposición) hasta el punto de congregar a decenas de miles de ciudadanos (con las nuevas técnicas de conteo establecidas por Espe y sus allegados hubieran sido, por lo menos, 3 ó 4 millones de madrileños) sólo para rendirle un sencillo homenaje. Recuerdo que, al enterarme de su muerte, una lágrima me rodó por la mejilla.
Había conocido al Viejo Profesor apenas unos días después de que tomara posesión como alcalde. Tuve la suerte de que me concediera la que creo fue su primera entrevista en el cargo. Unos días más tarde, comprendí de donde le venía ese apodo. No hubo pregunta en la que no me reprendiera por la construcción gramática, la semántica o, incluso, los datos que en la pregunta podía aportar. Bien es cierto que, para mí, también era la primera vez que entrevistaba a una alcalde. Días después, en un programa de televisión, le vi también corregir a Victoria Prego. Entonces ya, periodista de experiencia, de larga experiencia. Comprendí, entonces que las correcciones que había recibido no se debían a mi inexperiencia, sino al talante del Alcalde, y a una deformación profesional que le llevaba a corregir cuanto se saliera de la ortodoxia, especialmente en el terreno lingüístico.

De unos días para aca, con motivo del aniversario de su muerte, nuchas cosas se han escrito sobre la figura del Alcalde. Algunas, incluso, las he leído. Se ha hablado de sus bandos, de los que guardo un ejemplar entre los tesoros de mi biblioteca. Se ha escrito también de cuando recibió al Papa hablándole en latín, o del presunto impulso que le otorgó a la “nueva movida madrileña” (ese movimiento del que entonces se decía, no sin parte de razón, que ni era nueva, ni movida, ni madrileña).

Sin embargo, hoy me ha venido a la memoria el Viejo Profesor, más en concreto una de sus intervenciones, entonces más comentadas. Especialmente por los detractores de una democracia que aún estaba en su infancia. En mala hora dijo el Alcalde que “las promesas electorales se hacen para no ser cumplidas”. Cuando han pasado veintitantos años (y no sé cuántas elecciones generales, autonómicas, provinciales, vecinales, sindicales y no sé cuáles), cuantos jugamos a la democracia sabemos de sobra que, efectivamente, las promesas electorales (como las de blancura en los detergentes) tienen menos valor que el papel en que se imprimen. Pero es parte del juego.

Al ojear hoy la prensa (ojear de ojo, que tuve que leerme los periódicos en la interné) encontré un titular, lógicamente, llamativo: Berlusconi promete no practicar sexo hasta las elecciones de abril. ¡Lo que hacen los políticos con tal de ganar votos! ¿Quién le habrá dicho que la abstinencia hace ganar elecciones? Desde el desconocimiento que da la distancia, uno se atreve a pensar que ha contratado los mismos asesores de campaña que recientemente llevaron a otro candidato, vecino del italiano, a vencer en un proceso electoral. Pero alguien debería explicarle al morador del Quirinal las diferencias entre un cuerpo electoral (el colegio cardenalicio) y otro (la sociedad italiana). Aunque a los primeros, me temo, una promesa de abstinencia de sólo dos meses, tampoco arrancaría muchos votos. Pudiera ser que, con su promesa, il cavalieri, tan sólo quiera conquistar un voto: el de Verónica Lario, su esposa, quien ya en 1994 se declaraba seguidora política del Radical Marco Panella y que siempre ha “votado por la izquierda, por los radicales, por los socialistas”.
Ni una línea en la prensa mundial he podido encontrar sobre la reacción de doña Verónica a la promesa de su marido. Ni creo que sea un tema que le preocupe. Al fin y al cabo, como dijo el Viejo Profesor: “Las promesa electorales…”.

Nepión


Post data: Desde que perdió su condición de a-salariado (15/01/06), Nepión, por falta de tiempo más que nada, no comenta en otras bitácoras. Desconfíe de las imitaciones. Siempre son falsas.

29.1.06

Horóscopo para esta semana

Aries
Es un buen momento para pedir un aumento de salario. Tan bueno como lo será la semana próxima. Y será todavía mejor dentro de dos semanas. Sigue insistiendo, Es posible que algún día te suban el sueldo.

Tauro
Ha llegado el momento de poner orden en tu vida sentimental. No puedes revolotear de flor en flor como si fueras una linda mariposa. A no ser, claro, que seas una linda mariposa, en cuyo caso, hasta que no llegue la primavera no debes volar.

Géminis
El exceso de aceites puede dar lugar a la proliferación de grasas en las vías, con el consiguiente aumento de los problemas en la circulación. Utiliza el transporte público y come menos fritos, llegarás tarde, pero llegarás sano.

Cáncer
Tus superiores comienzan a dudar de la idoneidad de tu nombramiento para ese nuevo cargo. Tienes que desviar su atención de forma que miren hacia otra parte. Grita fuego y sal corriendo.

Leo
A lo largo de la semana conocerás a una persona que será muy influyente en tu relación con lo económico. Ha sido una buena idea la de cambiar de banco. Procura caerle bien al director.

Virgo
La influencia de Saturno entrando en tu casa principal te pide que conjugues tus instintos artísticos con la vida natural. Redecora el jardín. Si no tienes jardín, compra un ficus para la terraza. Si no tienes teraza, compra un libro de plantas para la estantería.

Libra
Las curas de aguas termales ayudan a fortalecer las articulaciones y favorecen la conciliación del sueño. Te vendría bien una temporada en un balneario. Si no te puedes permitir un balneario, te ayudará mucho una ducha diaria. Dejarás de perder amigos.

Escorpio
Tiende a conversar con esas personas que te enseñarán y ampliarán tus conocimientos. Intenta que parezca, incluso, que te interesa lo que dicen. Tarde o temprano, tu destino pasará por sus manos y, si les caes bien, en junio, puede que te aprueben.

Sagitario
La posición de Venus tiene gran influencia en el comportamiento de las parejas, especialmente en lo que se refiere a sus relaciones íntimas. Es mucho más entretenida que la del misionero.

Capricornio
Tenderás a ser más filosóficos y pasarás el tiempo planteándote los grandes enigmas de la personalidad humana. Sin embargo, no descuides tus obligaciones y dale el cambio ya a ese cliente.

Acuario
Puedes experimentar ligeros bajones de moral durante los que te verás tentado a comprar cosas inútiles. Recuerda que en la última depre fue cuando te hiciste con el jardín zen.

Piscis
Ciertos comentarios que se te vienen a la cabeza pueden resultar ofensivos para los que te rodean. Procura frenarlos antes de que lleguen a la boca o, por lo menos, procura que la persona de la que hablas no esté en las inmediaciones.

Anaïs del Foss

Post data: Desde que perdió su condición de a-salariado (15/01/06), Nepión no comenta en otras bitácoras. Desconfíe de las imitaciones. Siempre son falsas.

28.1.06

Reflexiones poco importantes IX

Exactamente lo que había prometido Mariano Rajoy: Una pregunta clara y concisa sobre el Estatut de Cataluña:
"¿Considera conveniente que España siga siendo una única Nación en la que todos sus ciudadanos sean iguales en derechos, obligaciones, así como en el acceso a las prestaciones públicas?"
¿Dónde está la palabra Estatut? ¿Dónde Constitución?

Cuando los del PP formaban gobierno y se empezaba a hablar de la Guerra del Golfo, muchas voces fueron los que pidieron (pedimos) un referendo antes de colaborar activamente en esa barbarie. Con la capacidad de redacción que ahora han demostrado, acaso les hubiera valido con una pregunta parecida:

"¿Deseas la paz para el mundo y que desaparezcan todos los malos?"

Lo mismo hasta hubiesen ganado.


***

Jamás me ha alegrado que un buen profesional pierda su puesto de trabajo. Incluso, aunque fuera jefe. Aunque nunca le he tratado personalmente (sí a traves de varios compañeros y conocidos comunes), Juan Pedro Valentín, ex-jefe de Informativos de Tele5 siempre me ha parecido un excelente profesional. Además de una magnífica persona, me consta. Quien tuvo el valor de apoyar a sus subordinados ante las presiones de los poderosos que pedían la cabeza de los “instigadores” del plante que los redactores gráficos hicieron (hicimos) ante Aznar, pocos días después del asesinato de José Couso, merece mi más sincero respeto y admiración.

Que la Suerte te acompañe donde quiera que recales.
***
En cada nenúfar de la fuente palaciega
reposa la virtud perdida de una impúber
que ansiaba el éxtasis de este sabio.
¡Tantos años con el estanque vacío!
(G. Aruyama. Libro CCLXI)

***

Copiado de abc.es (vía Talante sin Talento):


Acabo de ver en la televisión estatal a Lucía Echevarría diciendo que
"murciélago" es la única palabra en nuestro idioma que tiene las cinco vocales.


¡Confiturera, frene la euforia! Un arquitecto escuálido llamado Aurelio (o Eulalio... o Ausencio) dice que lo más auténtico es tener un abuelito que lleve un traje reticulado y siga el arquetipo de aquél viejo reumático, desahuciado y repudiado, que consiguiera en su tiempo ser esquilado por un comunicante que cometió adulterio con una encubridora cerca del estanquillo (sin usar estimulador).

Señora escritora: si el peliagudo enunciado de la ecuación la deja irresoluta, olvide su menstruación y piense de modo jerárquico. No se atragante con esta perturbación, que no va con su milonguera y meticulosa educación, y repita conmigo, como diría Cantinflas: ¡Lo que es la falta de ignorancia!

José Fernando Blanco Sánchez. Madrid.


***

Borjamari dijo recientemente de Nepionadas:

Blog tocado directamente por el caos, es decir, por la irregularidad, por lo imprevisto, por la relación arbitraria entre causas y efectos. Y, no obstante, es verosímil. O sea, lo caótico es reconocible. Me parece que nepion lo explica
bastante mejor
.

Gracias. Mil gracias. Millones de gracias.

***


Solo los cobardes amenazan cuando se creen a salvo. (Goethe)


Nepión


Post data: Desde que perdió su condición de a-salariado, Nepión no comenta en otras bitácoras. Desconfíe de las imitaciones. Siempre son falsas.

26.1.06

El dominio del sexo

Leer la prensa es una actividad siempre sorpresiva. Entre hojeada y ojeada (escrito conscientemente), cualquier lector que sea medianamente avispado puede encontrar alguna noticia que, por el motivo que fuere, haga un llamado a su atención, bien porque el protagonista mencionado en la crónica sea alguien de cuyo nombre se guarda un leve recuerdo en el cuarto trastero de la memoria, bien porque el hecho narrado tenga un atractivo especial para la curiosidad del lector. A este segundo grupo pertenece sin duda una de las cuestiones más comentadas en el día de ayer (o anteayer) en oficinas, tascas, o cualesquiera otros corrillos en los que confluyan dos o más lectores habituales de la canallesca (así al menos nos llamaban, tiempo ha, por estos lares): la venta del dominio del sexo, el sex.com (como este blog es autorizado para todos los públicos, me abstendré de colocar el enlace que correspondería).

Diez millones, según unos, hasta catorce en según qué otras fuentes. En Euros o dólares, lo mismo da que da lo mismo, viene a ser un buen puñado de dineros por solo seis letras. Es lo que ha pagado una empresa llamada Escom LLC por hacerse con uno de los dominios, presumiblemente, más solicitados de toda la cosa internética. El precio más alto pagado hasta la fecha por un dominio, lo que viene a demostrar que con dinero se puede conseguir casi todo, aunque quizá sea verdad que éste no sea el único sistema para conseguirlo.

Dicen que con la práctica, también se puede conseguir el dominio del sexo. Pudiera ser. Practiquen, practiquen. Cuando por fin tengan el dominio del sexo, puede que venga alguien a comprárselo. Aunque mucho me temo que, entonces, no lo venderían. Ni por 14 millones de dolares.
Nepión

24.1.06

La palabra de Dio$

A lo largo de la semana recién estrenada, seguramente el próximo miércoles 25, está previsto que se publique la primera encíclica del nuevo pontífice “Deus caristas est” (la encíclica, el pontífice atiende por Benedicto). Previamente a este estreno, cuando todos los factores indican que la nueva publicación será, como decía Joaquín Luqui, “tres, dos o uno” en la lista de superventas. Previamente, diversos medios de comunicación de todo el orbe (por ejemplo), se hacen eco de un nuevo decreto de la Santa Sede sobre el copyright: Todas aquellas editoriales que quieran difundir el magisterio del Papa o dar a conocer los textos vaticanos habrán, obligatoriamente, de pasar por caja.

En pleno proceso de revolución en las comunicaciones, buena parte de los integrántes del mundo internético esperaban con cierta ansia que las preclaras mentes vaticanas se aprovecharan de la Red para difundir mundialmente la nueva Encíclica papal. Atrás y lejos quedaban los monjes amanuenses copiando y recopiando la Regla de San Benito. Atrás y lejos podría quedar la Biblia de Gutenberg, la Vulgata, la Nacar Colunga… Los Textos Sagrados en la Red. No como una sustitución de los métodos tradicionales, sino como complemento. Información inmediata. Instantánea. Me comentaba alguno de estos ilusionados “cristianautas” (de cristiano e internauta), del gran impulso que se le impelería a la Interné, si el Papa se decidiera a publicar su magisterio directamente en la www.

Más no es así. Justamente cuando la Curia podría aprovecharse de la tecnología, en beneficio de la difusión de la información, el Secretario de Estado Vaticano, decide aprovecharse de la tecnología en beneficio de las cuentas de íbidem. Ya no importan las palabras del Nazareno: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio” (Mc 16,15), Mónseñor Sodano prefiere sentirse émulo de Vespasiano (“Pecunia non olet”) o publicano como Mateo.

Algunos maledicentes, dirán de un supuesto viaje de Eduardo Bautista, a la sazón presidente de la hispana SGAE, a las dependencias del pontífice, para hacerle parecer como inductor de tan infausta medida, más este dato nunca se confirmará.

Apenas 12 horas después de que se pusiera a la venta de la última novela de J. K. Rowling, a lo largo (¿o habría que decir profundo?) de la Interné existían no menos de una docena de páginas desde las que descargar, completa o por capítulos, la última entrega de las aventuras de Harry Potter. ¿Cuantas copias de la “Deus caristas est” estáran colgadas el jueves? Esperemos, pues, para ver si la palabra del Espiritu Santo, viene esta vez a lomos de una mula, o se comercializa por medio del topmanta. Algo me dice que no será asi.
Nepión

22.1.06

Horóscopo para esta semana

Aries
La presencia del Sol en la casa de la amistad te recordará que ha llegado el momento de tomar decisiones importantes. Da igual del color que sean, pero necesitáis cortinas.

Tauro
La diosa Fortuna comienza por fin a mirar en tu misma dirección y es previsible un cambio para mejor. Por otra parte, ciertas cosas no eran ya susceptibles de empeorar.

Géminis
Si te mantienes a la altura de las circunstancias, mostrarás a cuantos te rodean cuáles son tus verdaderos valores. Si consigues que no se fijen mucho en los detalles, durante un tiempo te seguirán estimando.

Cáncer
A lo largo de la semana vas a tener que tomar un montón de decisiones importantes. Que no te agobie la responsabilidad pues ya rectificarás en la siguiente. ZP también lo hace. Y bastante a menudo.

Leo
Sientes el deseo de profundizar en tu propia identidad para llegar a conocerte y definirte mejor como persona. Recuerda que no puedes culpar a nadie si no te gusta lo que encuentras.

Virgo
Para salir de esta situación apurada no es necesario ni valentía ni fuerza física, sino actuar como un equipo. Dado que tú eres el problema, que el resto del equipo encuentre la solución.

Libra
Una semana propicia para poder hablar de amor y de tus sentimientos, Lástima que no encuentres a nadie que quiera escucharte. Prueba con el 1004, la llamada es gratuita.

Escorpio
Hay muchas maneras de convencer a quienes conforman tu entorno que hasta ahora no has utilizado. Prueba con la seducción. Para las amenazas o el chantaje, siempre tienes tiempo.

Sagitario
Trata de vincularte con aquellas personas que tienen verdadera capacidad de decisión. Siempre es más fácil sacarles favores cuanto mayor es el grado de amistad.

Capricornio
Surgirán a tu paso dos caminos que parecen contrapuestos, pero que en realidad lo son. Da igual cual de ellos sea el de tu elección, ninguno te llevará adonde quieres llegar.

Acuario
Puedes poner a prueba tu creatividad y hacer un intento para que tu trabajo deje de ser monótono y rutinario, pero no culpes a nadie si no lo consigues. Sabes que no eres innovador.

Piscis
Dialogar con tu pareja sobre el amor y el sexo te llenará de satisfacciones. Conseguirás mayores satisfacciones si consigues pasar de las palabras a los hechos, pero eso es más difícil.
Anaïs del Foss

21.1.06

De los caramelos con palito

Prácticamente toda la prensa nacional hispana se hacía eco ayer del impresionante incremento en las ventas de los caramelos con palito. De unos caramelos con palito muy concretos. Esos cuya imagen de marca, basada en el perfil de una margarita, fue diseñada por Salvador Dalí, allá por 1969. Chupa Chups, pues de esos se trata, prácticamente desde su origen, ha tenido una política de comunicación y mercadotecnia más que acertada. Innovadora, en muchos casos, pero generalmente efectiva. Fue una de las primeras empresas, en los lejanos años 60, en las que los vendedores (aun no eran “agentes comerciales”, de donde más tarde derivará el sustantivo “comercial” para aplicárselo a los vendedores) habían de pasar por cursillo de una semana de duración en el que se les mostraban las fórmulas para incrementar sus niveles de ventas.

También fueron una de las primeras empresas hispanas en hacer una fuerte apuesta por la imagen de la marca, encargándole la creación del logotipo al mismísimo genio de Cadaqués: Salvador Dalí. Un logotipo que, con muy leves adaptaciones, a día de hoy sigue siendo el estandarte de Chupa Chups, no sólo en España e Hispanoamérica, sino también en lugares tan dispersos por el mundo como Rusia, Jordania, Corea, Sudáfrica o Malasia.

El último gran logro, en el terreno de la comunicación ha sido el fraguado a lo largo de esta semana. Han conseguido aparecer en casi todos los medios de comunicación españoles anunciando el sorprendente incremento de un 50% en sus ventas desde que entró en vigor la ley antitabaco.

Que no es que no sea un importante incremento. Y no sería extraño que fuera absolutamente cierto. Lo que ya parece más extraño es que los responsables de los departamentos financieros de Chupa Chups, hayan podido llegar a esta conclusión en tan sólo dos semanas de vigencia de la dichosa ley.

Generalmente las grandes empresas necesitan varios meses para facilitar las cuentas de resultados. Cosa lógica, pues por aquello de los rappels, los pagos diferidos, los envíos en depósito, y el hecho de que casi todos los clientes difieran los pagos a 30, 60 y/o 90 entre otras cosas, hace casi imposible tener datos fiables en un plazo menor de tres meses. De hecho, en la propia web de la empresa caramelera sólo se puede disponer de los datos de ventas correspondientes a 2003 como los más actuales.

¿Cómo es posible, por tanto, que prácticamente todos los medios se hayan hecho eco de la noticia? Simplemente porque desde el departamento de comunicación se ha enviado a gran parte de las redacciones un nota de prensa muy oportuna, acompañada de una no menos oportuna gran caja de caramelos con palito? Aprovechando que en la mayoría (por no decir todas) de las redacciones, no se comprueban los datos que facilitan los gabinetes de comunicación, especialmente cuando esos datos se refieren a la propia empresa, los gerifaltes comunicólogos de Chupa Chups se propusieron una gran campaña promocional de muy bajo coste. A nadie se le ha ocurrido, parece ser, preguntar en Chupa Chups, cuántos caramelos han vendido entre el 1 y el 15 de enero. A mi sí, y en la propia empresa no han sido capaces de darme el dato. Entonces, me he preguntado, ¿cómo han sido capaces de calcular el incremento del 50 %?
Lo cierto es que prácticamente toda la prensa hispana hablaba hoy de los Chupa Chups. Para eso están los departamentos de comunicación de una empresa. Buen trabajo el suyo.
Nepión

20.1.06

El pedido

Dramatis personae (en orden de aparición):
Crescencia: Mujer de mediana edad a la que sus encantos femeninos están a punto de abandonar, si es que no lo hicieron hace tiempo.
Leocadio: Dueño de un pequeño supermercado de alimentación.
Heriberto: Licenciado en Filología Griega y doctorando en Lingüística, que tiene la suerte de haber encontrado su primer empleo como mozo y reponedor del supermercado de don Leocadio.


Escena 1. Interior, día. Cocina de la casa de doña Crescencia.
Crescencia, en pie, habla por un teléfono de pared. En la otra mano sujeta un pequeño papel.

Crescencia: …de patatas. Sí, para freir. Y diez paquetes de leche… ¿Cuál tiene en oferta? que siempre tiene una en oferta, Leocadio,… ¿Iberia? ¡Ahhh! Ibera, sí la de siempre. ¿Y a cuanto sale? Pues sí. Esa misma me vale. Y me lo manda esta tarde… Prontito que tengo que salir… Si me da tiempo, luego paso yo por la tienda y se lo pago… Bueno, mañana, si no me diera tiempo. Gracias Leocadio.

…/…

Escena 2. Interior, día. Supermercado de don Leocadio
Leocadio, con bata blanca, en el interior del supermercado, coloca una bolsa de patatas en el interior de una gran cesta.

Leocadio: … y diez paquet… (alzando la voz) ¡¡¡HERIBERTOOOOO!!!

Heriberto sale de la trastienda.

Heriberto: Dígame, don Leocadio.

Leocadio: Coge una caja de leche Ibera, la metes en esta cesta y se la subes a doña Crescencia. Y date prisa que hay que llevar más pedidos.

Heriberto: ¿Entera o desnatada, don Leocadio?

Leocadio: Entera, entera. Doña Crescencia siempre la quiere entera. (En un susurro.) ¡Qué gusto, trabajar con gente educada!

Heriberto toma el paquete de leche, lo coloca en la cesta y, cargando ésta con ambas manos, sale por la puerta.

…/…

Escena 3. Interior, día. Escalera de la casa de doña Crescencia.

Heriberto sube los dós últimos escalones, deposita la caja junto a la puerta y pulsa el timbre.

Crescencia: (Desde el interior.) ¿Quién es?

Heriberto: Del supermercado, le traigo su pedido.

Crescencia: (Abriendo la puerta.) Ay, pasa hijo. Que una ya no se puede fiar. Que están las cosas como para abrir la puerta sin asegurarse.

Heriberto: (Cogiendo la cesta.) No se preocupe, señora, es lógico.

Crescencia: El otro día, mismamente, me contaron que a una vecina de una amiga de mi hija le quitaron… (Gritando) ¡¡¡¿PERO QUÉ ES ESTOOOO?!!!! (toma e la mano uno de los paquetes de leche).

Heriberto: (Bastante asombrado) Pues un paquete de leche…

Crescencia: (Dando voces.) ¡¡¡¿Y QUÉ LECHES ES ESTA LECHE? ¿QUIÉN HA PEDIDO ESTA LECHE?!!! ¡¡¡MIRA, TE COGES LA LECHE, LA CESTA Y LE DICES A LEOCADIO QUE SE LO META TODO POR DONDE AMARGAN LOS PEPINOS!!! ¡¡¡Y QUE VOY A LLAMAR AHORA MISMO A LA POLICIA!!!


Telón

……………….

¿Extraño? Cosas parecidas me pasan varias veces al día.
Nepión

18.1.06

Abrefácil… y una leche

Lo que se está extendiendo el palabro. Porque el término “abrefácil” es un palabro. Y no un palabro cualquiera. Es un palabro, además, antinomizado, puesto que viene a significar precisamente lo contrario que la buena lógica nos quiere hacer ver. Las mentes dotadas de esa cosa extraña que la mayoria de los humanos llama sentido comun, pensará que algo catalogado como “abrefácil” debe referirse a un dispositivo de sencillo manejo que posibilita la apertura del objeto así etiquetado. Pues no es así, sino justamente al contrario. Pongamos varios ejemplos a modo de muestra.
Seguramente, querido lector, a su mente están viniendo varios objetos en los que puede leerse impresa la mencionada etiqueta: Cajas de leche, zumo u otros líquidos; botellas de aceite; cedés o deuvedés envueltos en plastiquillo; paquetes de café molido; cartuchos de tinta de impresora; latas de conserva de alimentos u otros productos… Y todos con un elemento en común: son imposibles de abrir hasta para un niño de seis años. Pueden hacer la prueba. De hecho, hace unos días presencié cómo un tierno infante que a lo largo de los próximos meses alcanzará los ocho, luego de demostrar sus habilidades programando el vídeo de su casa para grabarse no sé qué dibujos japoneses que dan en alguna televisión a las siete de la madrugada, era incapaz (como lo habíamos sido tanto sus progenitores como quien ésto que escribe) de abrir un deuvedé recien compradito en las rebajas.

No hay excepciones. Si uno, temeroso de que le puedan acosar los agentes municipales, o cediendo a las propagandas sufragadas con dineros públicos, decide, por una vez y aprovechando las rebajas, comprar música por lo legal, indefectiblemente deberá proveerse de una artilugio cortante para proceder a la apertura del envoltorio. Digo yo que por lo que cuesta el puñetero cedé, ya podían las discográficas pagar los royalties precisos para adquirir la tecnología necesaria a las tabaqueras. Con lo fácil que es abrir un paquete de tabaco y lo que cuesta hacer lo mismo con un cedé.

¿Y las latas? En la vida se me ocurriría permitir que intentara la apertura de una lata con “abrefácil” a nadie que no haya superado la edad de la escolarización obligatoria. Ni aunque viviera frente por frente de las urgencias hospitalarias. Si quisiera haberme especializado en la costura cutánea o el tratamiento de las heridas inciso-contusas, hubiera encaminado mis pasos por alguna de las múltiples ramas de las profesiones sanitarias. Me creo que alguna de las asociaciones de ayuda al suicida existentes por esos mundos de Dios reparta latas con abrefácil a cuantos candidatos se pongan en contacto con ellos: “Métase en un baño de agua bien caliente con una lata de bonito y otra de mejillones, a ser posible en aceite, que el escabeche sale fatal de la loza”.

Para qué decir nada del “abrefácil” de la leche. Pruebe usted, querido lector a abrir una cajita sin tener al alcance de la mano objeto cortante alguno. Una vez que haya procedido al intento, tome la fregona y recójalo todo muy bien. Y no me llore por la leche derramada que, despues de leer lo antescrito, ya se tenía que sospechar lo que iba a ocurrir.
Nepión

17.1.06

Reflexiones poco importantes VIII

A fuerza de repetir las cosas, parece se convierten en cotidianas. Hoy los informativos han vuelto a hablar de otra explosión en las cercanías de Bagdad. ¿No decían que la guera había terminado?
***
Hace casi dos años que vengo escuchando distintas voces diciendo lo mismo. Todo parece indicar, a juzgar por sus arengas, que a uno de los que en más ocasiones ha unido los términos “manipulación” y “11M”, y que por aquella época ya ejercía de almuédano en su alminar hertziano, le gustaría encabezar las masas en popular revuelta derrocadora de los gobiernos. Este último lleva dos años de arenga contínua, aunque a los que acusa solo dispusieron de 48 horas para subvertir el orden. Una de dos. O éstos eran muy buenos propagandistas, o aquél es muy malo. Me quedo con lo segundo.
***
Algo está pasando en la América hispana, Toledo, Lula, Chaves, Evo, Bachelet… Dicen las malas lenguas que a algunos hijos de la Gran Gringa les gustaria que Ben Laden apareciera por los Andes para tener una buena excusa para lanzar sus cazas.
***
Desde las cumbres del Chamo-Kán
se disfrazan los pensamientos impuros
de frescas y espumantes aguas
en las que cada tres días asear el bálano

(G. Aruyama. Libro XIL)
***
Las cosas pasan generalmente cuando no debieran. (Corolario de McDermis a la Ley de Murphy)
***
Leo que las compañías discográficas van a entregar un disco de oro a la policía antipiratería. ¿Van a darles uno a cada uno de los agentes (guardia civil, policia nacional, municipal y/o autonómicas…) o se van a tener que hacer ellos mismos las copias? Igual se las terminan encargando a un “tostadero” clandestino”.
***
Nepión

16.1.06

Fraga vuelve

Publicado en el nº 17 de El Virus Mutante el 3/09/2004

¿Es que alguna vez se habia marchado?

Nepión

15.1.06

Horóscopo para esta semana

Aries
Aunque lleves dos años para hacerte la revisión ginecológica anual debes confiar en quienes han dicho que terminarán con las listas de espera. Ya verás como, al final, te llega el turno.

Tauro
Si cada semana aceptas de buen grado que no te toque la primitiva, con las mismas has de aceptar a tu médico de familia. Llévate bien con él pues es quien tiene que firmarte la baja.

Géminis
Aprende a distinguir órdenes de recomendaciones. A pesar de lo que diga constantemente la tele, no tienes que ir todos los días a preguntarle al farmacéutico.

Cáncer
Tienes que buscar el lado positivo de cuanto te acaece. Aprovecha la sala de espera para entablar relación con esa persona que tanto te atrae. Tenéis al menos tres horas para compartir.

Leo
Hiciste mal en creer que, por pagar un seguro privado, ibas a tener la mejor asistencia. Pese a que aun no se te haya curado la urticaria, la liposucción te sienta muy bien.

Virgo
Poco importa que manifiestes tus deseos de continuar durmiendo. La enfermera tiene orden de tomarte la temperatura a las 6:30, la tensión a las 7:30, y a las 8:30 preguntar si has ido al baño, y nada le hará cambiar sus planes.

Libra
Acepta lo que te ha tocado en suerte. Por mucho que digas que estás embarazada de tres meses, hasta noviembre no puede verte la matrona. Tu niño tiene que aprender a esperar.

Escorpio
Bastante tiene con aprenderse los nombres de las enfermedades y saberse de memoria qué medicamentos son para cada una de ellas. No pretendas, además, que el médico te dé conversación.

Sagitario
En el terreno personal tendrás la sensación de estar abierto a cuantos te rodean, pero no debe preocuparte, generalmente una apendicectomía está exenta de riesgos.

Capricornio
Deberías reflexionar en la diferencia existente entre asimilar y acumular. Tienes que asimilar los alimentos que tomas y no acumular túmulos de grasa a modo de flotadores.

Acuario
Es comprensible que te rebeles si la medicina no encuentra rápido remedio para tu mal. Pese a todo, no deberías someterte a una cura de sanguijuelas. No vas muy sobrado de sangre.

Piscis
Una cosa es tener aversión a los médicos y hospitales y otra muy distinta pasar toda la vida con una daga clavada en las entrañas. Deberías consultar a un especialista.
Anaïs del Foss

13.1.06

Cosas de TeleEspe

Sin que sirva de precedente, anteayer fui audiencia de un informativo de televisión. Uno tardío en TeleEspe, que es como empieza a conocerse la autonómica legal de la Comunidad de Madrid, (hay Otra emitiendo sin licencia, pero problemas de orientación de antena me impidieron verla en los primeros días y, luego, ya no he vuelto a intentarlo). En TeleEspe, el último noticioso del día es un informativo de los llamados “de autor”, en los que el director-presentador intenta dar un toque personal a todo el informativo. Algo que ya hiciera, tiempo atrás, el hoy jubilado televisisvo José María Carrascal en Antenatrés, y que otrora lo intentaran en otras cadenas Ribagorda y J.J., Fernando G. Delgado, Felipe Mellizo, Lalo Azcona o Jesús Álvarez (el padre). Nada nuevo.

Rodéase el presentador del noticiero nocturno de TeleEspe, Germán Yanke, de comentaristas de cierto renombre que utilizan multiples altavoces para lanzar sus opiniones (algunos), soflamas (otros). Tampoco es una novedad en la cosa televisiva.

La otra noche quiso el azar que cuando el deambular por los canales (que de vez en vez los espectadores nos convertimos en gondoleros a golpe de control remoto) me detuvo en TeleEspe, iniciaba su comentario político un tipo barbado. Vino a criticar la actitud de don Mariano y sus presididos ante la tramitación parlamentaria del proyecto de estatuto para Cataluña.

Decía César Alonso de los Ríos que el PP no tenía que haber presentado enmienda alguna al citado proyecto, dado que ya se habían pronunciado abiertamente en contra de la totalidad. En el debate del articulado, afirmó, los populares debían abandonarla comisión. Y eso no significa quedarse fuera del debate, desde los medios de comunicación pueden seguir presentando sus enmiendas. (La cita no es textual, pero ese fue el resumen de los dicho).

Vamos, que el ínclito comentarista sugiere que los partidos abandonen el debate parlamentario trocándolo por los medios de comunicación y que las propuestas hechas en éstos tengan rango de ley. Si eso no es un intento de subvertir el orden constitucional, que abran las puertas del cuarto de banderas donde últimamente pasa sus días el teniente general Mena.

Han pasado más de 24 horas desde el lanzamiento de la proclama del sesudo comentarista y no he leido de nadie que se haya hecho eco o rebatido su propuesta. Cosa esta que me tranquiliza en la misma medida que debería preocupar a la presidenta madrileña. Va a ser que TeleEspe no la ven ni los suyos.
Nepión

12.1.06

Diarios del paro (y) IX

Siempre que suena el teléfono del a-salariado, su corazón pega un vuelco. Si bien es cierto que, con el paso del tiempo, los vuelcos van transformándose en brincos, y éstos, a su vez, en saltitos a medida que las hojas del calendario van pasando. Sabe el a-salariado que una llamada no significa nada. A lo sumo, la apertura de un proceso que pasará, indefectiblemente, por una entrevista, diversas pruebas de aptitud, otra entrevista, test psicológicos, una entrevista más, presentación de documentación, más entrevistas… antes de que vuelva a sonar el teléfono para comunicar la contratación (o no) del a-salariado.

Ante este panorama, lógico, las librerías se llenan de libros del estilo de “Tu entrevista de futuro”, “La primera impresión es la que cuenta”, “Aprende a realizar una entrevista de trabajo” y demás libros de autoayuda (de los que ya escribí en cierta ocasión), amén de un sinfín de páginas web, artículos de revistas, encaminados todos a asesorar al a-salariado a superar con éxito las entrevistas de trabajo. ¿Por qué no hay escrito alguno que aconseje al contratador sobre las diversas formas de orientar esa entrevista? No es pregunta baladí, que en los últimos meses, este a-salariado que esto escribe se ha encontrado con entrevistadores más perdidos que un okupa en Torreciudad.

Ayer, sin ir más lejos, acudí presuroso a la entrevista a la que había sido citado la tarde anterior. Bien es cierto que quien me citó lo llamó cástin, pero, claro, siendo de una agencia de publicidad, no pueden llamar a las cosas por su nombre, es poco cool. También es cierto que es muy poco cool que la oficina donde ha de tener lugar la entrevista esté un tanto alejada de los centros neurálgicos de la órbita financiera, pero se entiende que un local, aunque sea un mísero despachito subarrendado, en alguno de los centros neurálgicos de la órbita financiera, sale por un eye of the face (que cuando quiero, yo también sé ponerme in). Tampoco es muy cool que la entrada de la oficina donde ha de tener lugar la entrevista, esté señalada con un folio mal impreso (pegado con celo junto a una puerta sin pintar) en el que puede leerse el nombre de la empresa(?), con subtítulo, este sí, muy cool: Publicity & Training (literalmente “publicidad y entrenamiento”). De forma que el a-salariado no sabe si está citado para algo que tenga que ver con la mercadotecnia o con el método pilates. Lo mismo dá, aún hay que superar las pruebas.

Si la cara del a-salariado reflejaba un cierto asombro ante la puerta sin pintar, una vez traspasado el umbral puede calificarse de auténtico pasmo y estupefacción. Una amplia sala (casi 40 m2), recién pintadita, eso sí, con, no menos de seis mesas largas y una decena de sillas. nada más. Que lo mismo puede ser una sala de fitness que un taller de reparación de cafeteras, que un centro de terapia yogui.

Quien ha procedido a abrir la puerta, y que luego se descubrirá como la persona que realiza las entrevistas, indica al a-salariado que tome asiento y proceda a rellenar un impreso en el que se recogeran sus datos personales y un resumen curricular. Que ya son ganas de gastar papel, puesto que algo me dice que los requeridos datos obran ya en su poder. Si no, que alguien me explique como fueron capaces de llamarme la víspera.

Al llegar el turno del a-salariado, entra en otro despacho(?), equipado con una mesa (muy parecida a los pupitres que tenía en mi infancia en el colegio) y una silla modelo años 80. tampoco es que la decoración del despacho de quien se presenta como director de la agencia sea muy cool que digamos. Es más, es un alarde de generosidad denominarlo decoración.
Más que una entrevista el sedicente director(?) pretende que el a-salariado le cuente cómo debe formarse un equipo de diseñadores para realizar los catálogos de una gran empresa de ventas. Que más que una entrevista de trabajo parece que esté uno citado para dar una lección magistral. A la segunda evasiva (el a-salariado piensa que las clases teóricas deben pagarse por adelantado), en lugar de dirigir la entrevista hacia la pretérita experiencia del candidato, la conversación se encamina a la justificación de por qué la oficina(?), tiene este aspecto de provisionalidad.

El a-asalariado, que en su fuero interno ya ha decidido que sólo trabajará en esa empresa(?) a cambio de un más que importante estipendio, indaga sobre el historial de la empresa, sus clientes, sus activos, volumen de personal y proclama viva voce una cantidad desorbitada como mínimo sueldo aceptable.

Muy distinto hubiera sido si al a-salariado, antes de entrar a esta entrevista, no le hubieran anunciado su próxima contratación por una empresa solvente y de renombre.

Nepión

Nota Bene: Como bien puede deducir, amable lector, con esta entrega los Diarios del Paro ponen punto (esperemos que) final. Puesto que he sido requerido para incorporarme a nuevas responsabilidades laborales. Ello no quiere decir que Nepionadas haya de morir indefectiblemente. Probablemente, a partir de la próxima semana, sí sufra algunos cambios, pero todo se andará…

11.1.06

De los iconos

Leo en informativos telecinco que los ingleses andan estos días ocupados en elegir el icono que simbolice “lo inglés”. Para ello han habilitado una página donde los interesados pueden elegir entre James Bond, el té de las cinco, el Big Ben, los autobuses de dos pisos (esos que recientemente han desterrado de las calles de Londres), el cambio de la guardia de Palacio, el bombín, los bobbies… Curiosamente, entre los simbolos preseleccionados no figura ninguna bandera.

Uno, como siempre, cargado de animus incordiandi (especialmente ahora que todavía estamos al inicio de la rentré política) se pregunta si los habitantes de las Españas seríamos capaces de someternos a un juego similar sin caer en el burdo enfrentamiento a las primeras de cambio. Algo me dice que, abriendo la votación a cuantos usuarios internéticos quisieran participar -como han hecho los ingleses-, una buena purrela de votos caería sobre el toro y/o el toreador; otra buena cantidad se iría hacia la bailarina de faralaes que adorna(ba) no pocas televisiones por los tiempos en que, no solo tenian culo, sino que, además, eran en blanco y negro (las teles, si bien las bailarinas también tenían culo, solían vestir de vivos colores).

¿La tortilla de patata (no en vano es conocida como española por esos mundos)? ¿El reloj de la puerta del Sol? ¿La capa de Ramón García recibiendo el año nuevo? ¿La Sagrada Familia de Gaudi? ¿El puente romano de Mérida? ¿El logo de Repsol? ¿Naranjito? ¿Don Quijote? ¿La boina? ¿Fraga, con y sin tirantes? ¿Ronaldinho? ¿El Guggenheim? ¿Los leones del Congreso? ¿El Drago de Icod? ¿Cuál sería el icono?

¿Existe un icono de “lo español”? ¿Existe “lo español”? ¿Alguien quiere votar?
Nepión

10.1.06

De los chismes

La Fragua ha lanzado una cruzada. Un frente de batalla contra alguno de los barbarismos que invaden el mundo internético en legua hispana: el palabro “gadget”.

Que qué es un gache, parece, lector, que le estoy oyendo preguntar. Bajo la denominación de gache se engloban todos esos artilugios, cachivaches, chismes, ingenios, mecanismos, aparatos, dispositivos, artefactos, electromáquinas, aparatos que, de una u otra manera, pueden conectarse y/o interactuar con su ordenador: Teclados reducidos, cámaras digitales, lápices ópticos, aspiradores, reproductores musicales que perfuman el ambiente, ratones con teléfono o portapañuelos, electroacunadores…, cualquiera cosa de mayor o menor utilidad que pueda salir del magín de diseñadores informáticos para delicia de los electroapasionados.

Sin entrar en la cuestión de la [presunta] utilidad de estos paratejos, coincido con el autor de La Fragua en la [absoluta] inutilidad del palabro. Especialmente cuando un idioma tan rico como el nuestro tiene ingente cantidad de vocablos para referirse a estos objetos de forma genérica.
Leemos en La Fragua:

Parece que un portal de tecnología o una revista de tendencias no es nada si no lleva la palabreja en cada uno de sus artículos”.

Vamos, q un bloger q se precie de friky, y q kiera incrementar el nº de comments a cada uno de sus posts debe inkrustar cuantos más links a diferentes webs y blogs donde haya news sobre gadgets para mostrar a toda la blogosfera q es el + geek. Así conseguirá un link desde microsiervos, cosa q agrandará el número de pageloads y visitors en sus stats y podrá presentarse ante los colegs como el más cool del site.

¿Lo cuálo? ¿Me se entiende?

Señor, señor. ¿Para esto sirve el esfuerzo de los 583.892 maestros y profesores de secundaria de centros públicos y concertados? ¿Para esto hemos estado todo el año pasado con el Quijote a cuestas?

Por lo que pueda servir, Nepión apoya esta cruzada. Chi mi ama mi segua.
Nepión
Aclaración: Si bien me declró ferviente enemigo del gache, sólo como palabra, he de decir que soy un apasionado seguidor del Gadgetoblog. Mi amigo Ángel lo escribe muy ameno e interesante.

9.1.06

Reflexiones poco importantes VII


Quiere la casualidad que quienes ayer se escandalizaban por la ruptura del protocolo en la vestimenta, anteayer alabaran la ruptura del mismo en cuestiones de transporte. Los que criticaron la chompa de Evo (el jersey que el electo presidente boliviano vistió durante su periplo por las autoridades hispanas), apenas unos días antes comentaban con agrado la llegada del presidente cántabro a La Moncloa a bordo de un taxi. Pero, claro, el Presidente cántabro es de los suyos. Claro que tampoco se escandalizaron cuando Gabo se enfundo un liquiliqui para recoger su Nobel. Ya les gustaria a alguno de estos petimetres vestirse de lo que fuera para recoger un premio. Aunque fuera de lagartera.

Fotos tomadas de Hoybolivia.com y diariocritico.com


***
Por fin regresamos a una vida normal, una vez finalizado el simulacro de paz y amor que todos los años tiene lugar a finales de diciembre. Los quince días en los que mayor índice de agresiones se producen dentro del ámbito familiar. Por algo será.
***
¿Qué hay de malo en castigar a quien amenaza con quebrantar el ordenamiento constitucional para salvaguardar la integridad territorial?
***

Retumba
entre las ruinas de Akao-Mi-Tán
el tenue canto
de las mesmérulas en el aljibe
(G. Aruyama. Libro XXX)

***
Un fumador dispara sobre el conductor que atropelló a una niña”, “Calzaban unas Reeboote y quemaron a un mendigo”, o quizá “Usuario de Linux estrangula a sus padres”. La prensa podría llenarse de sorptrendentes titulares cargados de datos que no aportan nada a la noticia. Sin embargo, a nadie extraña cuando titulamos con “Dos magrebíes asaltan una joyería”?

***
Nepión

8.1.06

Horóscopo para esta semana

Aries
Necesitas prestar más interés a los asuntos económicos, aunque realmente, lo mejor sería que consiguieras que te hicieran un préstamo económico con el menor interés.

Tauro
Cualquier aniversario es un buen momento para celebrar una fiesta. Cualquier momento es bueno para celebrar una fiesta de aniversario. Seguro que esta semana se cumple un año de algo. Celebra una fiesta.

Géminis
Es un buen tiempo para experimentar la alegría de la vida familiar. En su hogar puede que haya reuniones de tipo social, por lo que también es buen momento para las horas extras.

Cáncer
Deberías prestarte más atención a ti mismo y tratar de mejorar tu aspecto. Si utilizaras los espejos te darías cuenta que el peluquero espera tu visita desde hace varios meses.

Leo
En general te sentirás bastante contento y alegre por tus recientes logros y realizaciones. Allá tu si te conformas con tan poca cosa. Recuerda que mamá siempre decía que llegarías lejos.

Virgo
Una persona con autoridad mostrará interés hacia tu persona. Recíbela de buen grado y no trates de convencerla de que el semáforo estaba en ámbar. No se lo tragará.

Libra
Ha llegado el momento de poner las cartas sobre la mesa y comparar tu juego con el de tus contrincantes, pero recuerda que un full de cuatros gana a tus dobles parejas.

Escorpio
Un cambio de actitud mental puede ser la solución a tu problema. Después de dos años luchando contra las cucarachas te será más provechoso dedicarte a su cría. Ponte de su parte.

Sagitario
Hace tiempo que recoges las alabanzas de cuantos te rodean, pero deberías poner los pies en el suelo. No es que seas el mejor director del mundo, es que solo hablas con tus subordinados.

Capricornio
Quizá tengas la necesidad de cambiar tu forma de relacionarte con el mundo que te rodea. Desconéctate del chat y relaciónate con tus parientes. No te extrañe si te tratan de usted después de tanto tiempo sin verte.

Acuario
Tendrás una visión óptima de algo que puede llevarte muy lejos en muy poco tiempo. Lástima que no puedas encontrar un Masseratti por quince mil euros. Si caminas en vez de coger el metro, acaso en 35 años hayas ahorrado lo suficiente para pagar la entrada.

Piscis
La idea de aumentar tus ahorros empieza a parecerte atractiva. Lástima que, por el momento, más que una idea sea un ideal. Deberías procurarte ingresos y a partir de ese momento, pensar en el ahorro.
Anaïs del Foss

5.1.06

¿Podemos hacerlo?

Pongamos, por ejemplo, un caso supuestamente hipotético:

Pongamos que comparto un despacho con dos socios (más en concreto un socio y una socia) y que no hay otros trabajadores en nuestra empresa.

Pongamos que como parte de nuestro programa social, decidimos contratar un seguro médico privado (extensivo a nuestros familiares directos), plan de pensiones individualizado y aparcamiento en las proximidades de la oficina para cada uno de los socios trabajadores. ¿Podemos hacerlo? Podemos, incluso aunque nuestro asesor fiscal termine determinando (que todavía lo está estudiando) que cada uno de nosotros ha de declarar esos extras como “retribución no dineraria” en el apartado correspondiente de la próxima declaración de la renta.

Pongamos que un servidor, cafetómano confeso, nada más entrar en el compartido despacho, se dirige a la cafetera a preparar (y repartir), las primeras tazas de mezcla natural y torrefacto. Tazas que cada uno de los asociados irá sorbiendo levemente mientras se enciende el ordenador respectivo y se ojean los primeros mensajes de correo. ¿Podemos hacerlo? Podemos. De no ser que alguno de los asociados padezca de úlcera gástrica, hipertensión o cualquier otra dolencia por la que el galeno de cabecera le haya recomendado (!) retirarse del café, no hay ningún problema.

Pongamos que Severo, mi socio, percatándose de que Emelinda (mi socia) aún no se ha quitado el abrigo, sugiere conectar el calefactor eléctrico, puesto que la calefacción central de la finca donde se haya nuestro despacho aún no ha sido encendida. ¿Podemos hacerlo? Podemos, pese a que la mencionada conexión incremente el consumo eléctrico y con ello nuestros gastos generales, dado que, como empresarios que somos, estamos capacitados para decidir la cuantía de los gastos que podemos soportar.

Pongamos que, luego de examinar los resultados de las pruebas de impresión de un trabajo que debemos presentar a uno de nuestros clientes, “Especula SA”, unánimemente nos decidimos por un papel ni reciclado ni exento de cloro frente a otros de menor grado contaminante. ¿Podemos hacerlo? Podemos, aunque los tres socios somos conscientes de la importancia de la conservación del medio ambiente, también sabemos que el presidente de “Especula SA” prefiere que resalten plenamente los colores corporativos. Y queremos conservarle como cliente.

Pongamos que entre los tres socios acordamos que todos los días, al dar las doce de la mañana, cesaremos momentáneamente nuestra actividad para, en común recogimiento, rezar el ángelus. ¿Podemos hacerlo? Podemos, nada nos impide practicar nuestra fe. Es más, la propia Constitución defiende la libertad de culto.

Pongamos que acordamos que al dar la una, cesamos nuestra actividad para, quitándonos previamente todas las ropas, dar tres vueltas a la silla de cada uno y dos más a la mesa del despacho en ligero trote y pelota picada. ¿Podemos hacerlo? Podemos si así lo hemos acordado libremente entre nosotros.

Pongamos que acordamos que a falta de cinco minutos para que den las tres de la tarde nos levantamos de nuestras respectivas sillas y nos reunimos ante la puerta de salida para gritar a pleno pulmón "Viva la República". ¿Podemos hacerlo? Podemos, pues aunque España es una monarquía, la Constitución que nos ampara reconoce plenamente el derecho a expresar las opiniones con total libertad.

Pongamos que a fin de no perder tiempo marchándonos a comer, Emelinda sugiere (dada la hora que es) que pidamos por teléfono cualquier cosa rápida y engullamos sin salir del despacho. ¿Podemos hacerlo? Podemos puesto que, aunque sobresaturadas de grasas industriales y vegetales de efectos perjudiciales probados sobre los índices de colesterol, y la falta de medidas higiénicas en el transporte (muy pocos de los repartidores de pizza, por ejemplo, están en posesión del obligatorio carnet de manipulador de alimentos), la telecomida está permitida por las autoridades sanitarias.

Pongamos que, una vez terminado el frugal ágape (café incluido), sugiero que las copas (Emelinda y yo, whisky; brandy para Severo), nos las llevemos cada uno a nuestra mesa, a ver si terminamos la puñetera presentación de "Especula SA" antes de las mil de la noche. ¿Podemos hacerlo? Podemos, al fin y al cabo no vamos a conducir maquinaria pesada, ni ninguno de nosotros ha de ponerse al volante en, por lo menos, siete u ocho horas. Tiempo más que suficiente para asimilar la cantidad de alcohol contenida en una copa.

Pongamos que, después de varias horas ante el ordenador, Severo sugiere que hagamos unos ejercicios de estiramiento muscular frente a la ventana y que los complementemos con unas asanas invertidas. ¿Podemos hacerlo? Podemos, es más, deberíamos haberlo hecho mucho antes para prevenir cosas como la trombosis, el ojo seco y qué se yo cuántas enfermedades laborales provocadas por esa manía que nos entra de pasar horas y horas delante de la pantalla.

Pongamos que, dándonos las tantas mientras terminamos de encuadernar la propuesta que mañana (mejor dicho, un par de horas más tarde) hemos de presentar en el despacho del presidente de “Especula SA”, Severo dispone, en perfecta alineación, tres rayas que, en estricto turno, aspiramos con el fin de aguantar las dos horillas que nos faltan hasta la tan importante reunión. ¿Podemos hacerlo? Podemos, la ley prohíbe el tráfico de sustancias estupefacientes, más no así el consumo, siempre y cuando éste no tenga lugar en público ni en presencia de menores.

Pongamos que para matar los diez minutos que nos quedan antes de salir hacia la presentación, Emelinda ofrece su cajetilla de rubio mientras su boca expresa el consabido: “… y por lo bien que lo hemos hecho, un pitillito para el pecho”. Invitación que aceptamos tanto Severo como yo repanchingándonos en el sofá mientras cada uno busca en el bolsillo su mechero. ¿Podemos hacerlo? NOOOOO, estamos actuando contra la Ley. Aunque los tres seamos fumadores, aunque nos paguemos de nuestro bolsillo el seguro médico (algo más caro en nuestro caso, tras haber confesado nuestra condición de fumadores). Aunque en nuestro despacho no vaya a entrar jamás otra persona distinta de los tres socios, ni muchísimo menos menores de edad.

No sé exactamente en qué, pero algo me dice que esta ley antitabaco no está muy bien hecha.

Nepión

4.1.06

Un cierto egosumismo

Un lector habitual de estas páginas del que intuyo su deseo de permanecer en el anonimato, pues en lugar de pulsar en donde puede leerse “comentarios”, se ha decantado por escribirme un amable correo, se dirige a mi haciéndome ver que desde mi irrupción en el orbe blogógico, apenas he dado dato alguno sobre mi mismidad. Algunas cosas, comenta, pueden deducirse leyendo entre líneas algunas de las barruntadas pretéritas mas, añade, “ni una palabra puede leerse sobre su edad, apariencia, formación o experiencia”.

Razón tiene el lector. Si bien en mi defensa he de escribir que jamás fue mi intención convertirme en protagonista de estos escritos. Empero, para paliar el déficit de información aludido, y sin que sirva de precedente, daré algunos apuntes de mi experiencia laboral. Por esto y por si se diera la casualidad de que entre los lectores hubiese o hubiere algún presunto empleador, dispuesto trocar eurillos por tareas.
Porque muchas han sido las tareas a las que, en uno u otro momento de la existencia, dediqué el esfuerzo; un esfuerzo mejor o peor retribuído, en ocasiones, incluso, realizado sin estipendio. A lo largo de mi vida he sido (por orden alfabético):

Actor, adiestrador canino, administrativo, agricultor, albañil, alumno, animador cultural, animador de calle, aprendiz, árbitro, archivero, artesano, azafato, baby-sitter, bailarín, barrendero, bibliotecario, bombero, boxeador, camarero, cantante, carnicero, carpintero, ceramista, charcutero, chico de los recados, chófer, cineasta, cocinero, cómico, confeccionador, contable, controlador de tráfico, copy-creativo, corredor de fincas, cristalero, crupier, cuidador de animales, decorador, dependiente, dibujante, director escénico, director de arte, director de teatro, disc-jockey, diseñador gráfico, documentalista, ebanista, ecologista, echador de cartas, educador, electricista, encolador, encuadernador, encuestador, enfermero, enterrador, escaneador, escritor, estadístico, estilista, estudiante, exterminador, figurante, flautista, fontanero, fotógrafo, futbolista, gasolinero, gerente, granjero, guarda forestal, guía turístico, guionista, iluminador, ilusionista, impresor, infógrafo, informático, inspector, intruso, investigador, jabonero, jefe, jinete, laborante, limpiador, locutor, maestro, manipulador de alimentos, maquetador, maquillador, marchante, marroquinero, masajista, matarife, mecánico, mecanógrafo, mesero, militar, monaguillo, monja, monitor de diversas actividades, montañero, músico, naturalista, nutricionista, oficial de primera, operador de equipos, ordeñador, panadero, parado, pastor, payaso, peón, periodista, pinche, pintor, podólogo, poeta, productor, profesor, programador, proyeccionista, realizador de radio y televisión, recepcionista, regador, regatista, regidor, relaciones públicas, reparador, reponedor, reportero, repostero, representante comercial, restaurador, sastre, secretario, socorrista, sus labores, técnico de sonido, telefonista, tertuliano, titiritero, traductor, tramoyista, transportista, trapero, vendedor de casi todo y varias cosas más.

Con todo, lo más grave es que aún no he decidido qué quiero ser de mayor. y eso que ya voy teniendo años.

3.1.06

Ahora que no hay terremotos

No es que me importe el qué diran, que no me importa, pero lo cierto es que no creo que nadie me pueda tachar de oportunista si, aprovechando que, después de un agitado año, en las últimas semanas no ha habido grandes catástrofes en el mundo, utilizo estas líneas para recordarle a usted, amable internauta, que las ONG siguen existiendo. ¿Es que usted ya se ha olvidado de las terribles consecuencias de los terremotos en Pakistán? ¿Ya no se acuerda de los miles de evacuados por las malditas olas del tsunami del Índico? ¿Es que se cree usted que, porque ya no los vea en la tele, ha desaparecido la hambruna de Somalia, de Etiopía o de Mali? ¿Qué quienes nos dedicamos a la cosa esta de contar los aconteceres del mundo, cercano o lejano, no hablemos de los miles de refugiados (hutus o tutsis, qué coño importa) que se amontonan en los campos congoleños? Simplemente porque no hablemos de estas cosas, no quiere decir que no sigan pasando. Que ahora estemos más preocupados por encontrar dónde quemar un cigarrillo sin que nadie nos acuse de cometer un crimen, no significa necesariamente que, en más de medio mundo, la comida no alcance para cubrir las necesidades diarias. Que nos llevemos las manos a la cabeza porque el gas, la luz o el autobús suban más que los salarios o los pisos, no implica que la polvora haya dejado de estallar en Timor o en el Congo o en Yemen. Que Ibarretxte no tenga que asistir a un nuevo entierro, no quiere decir que no se apilen por decenas los cadáveres de quienes mueren simplemente por no tener qué comer. Probablemente, a los niños Somalíes les encantaría tener la posibilidad de coger una cefalopatía espongiforme por comer carne de vaca loca. Aunque tarde diez años en manifestarse la enfermedad. La mayor parte de ellos se van a morir antes de que pasen cinco años porque no tienen carne que comer. Ni pan, ni arroz, ni nada.
Por lo menos, quienes vivimos en el mal llamado mundo civilizado, tenemos las ONG para lavar una parte de nuestras conciencias. Aunque sólo nos acordemos de ellas cuando la tele nos enseña los terremotos. Pregunte en cualquier banco. Hay decenas de cuentas donde usted puede ingresar cualquier ayuda, Por muy pequeña que sea
¿Por qué esperar a que la tierra vuelva a temblar?
Nepión

2.1.06

Pasivo

El autor de la presente, sintiéndose desprotegido por las diversas y multiformes autoridades (sanitarias, sociales, policiales, civiles, políticas, militares, eclesiásticas, vecinales, familiares, televisivas, judiciales, arbitrales, laborales, ) que en España son, quiere denunciar su condición de:

Guarro pasivo, afectado por cuantos ciudadanos circundantes renuncian, bien de forma voluntaria u obligados por las circunstancias, a su higiene diaria.

Sordo pásivo, obligado a escuchar en contra de mi voluntad, las televisiones de mis vecinos, el bacalao de la radio del coche que se para en el semáforo, y los villancicos de la tienda de alimentación de la esquina.

Cojo pasivo, hastiado de tener que dar, día sí, dia también, vueltas y vueltas para poder entrar o salir de mi humilde morada por mor de las sempiternas y continuas aperturas de zanjas y agujeros en mi calle.

Perfumado pasivo, hastiado de soportar excesos en los efluvios aromáticos de quienes carentes de educación olfativa, se rocían en exceso de colonias, perfumes, lociones, y demás afeites aromáticos y persisten en inundar de su pestilencia recintos cerrados. En esta categoría ha de incluirse a cuantos abusadores de ambientadores, bien en aerosol, bien en pastilla, contaminan el aire común.

Gordo pasivo, a quien el exceso de masa corporal de cuantos le circundan, especialmente cuando se dan grandes aglomeraciones de ciudadanos, le hurta el mínimo espacio necesario para preservar la propia intimidad.

Ignorante pasivo, al que indocumentados como Belén Esteban, Enrique del Pozo, Rocío Carrasco, Ramoncín o tantos otros pretenden influir con sus opiniones sobre lo divino y lo humano.

Borracho pasivo, saturado de presenciar impúberes alcoholizados abandonados entre vómitos por sus compañeros de farra.

Idiota pasivo, cada vez que, en públicos transportes o, simplemente, paseando por las calles, escucha conversaciones en las que los convecinos comentan las últimas hazañas de los concursantes de Gran Hermano.

Enfermo pasivo, al ser, innecesariamente partícipe de cuantos males aquejan a la señora que espera su turno para entrar en la consulta del ambulatorio.

Exhibicionista pasivo, que las más de las noches a regresar a casa ha de ver como, ante la inexistencia de urinarios públicos, diversos ciudadanos, en su mayoría pertenecientes al genero masculino, miccionan junto a árboles, contenedores o tapias sin tener cadena de la que tirar al finalizar su antihigiénica acción.

Extranjero pasivo, obligado (éticamente) a dar cuantas explicaciones sean menester para que el visitante foráneo sea capaz de llegar a su hotel sin dar más rodeos que los estrictamente necesarios para visitar algun lugar de verdadero interés.

Ciscado pasivo, pisador de las heces abandonadas por cuantos dueños y paseadores de canes olvidan los excrementos en las aceras.

Acatarrado pasivo, obligado a respirar los bacilos y microbios expelidos por cuantos tosen o estornudan sin llevarse una mano a la boca.

Pirateado pasivo, al que por el mero hecho de adquirir un disco en el que recopilar las fotos por mí realizadas, o las anotaciones por mí escritas, se le cobra un equis por ciento para pagar los derechos de autor a unos idem que, ni de lejos, aparecerán jamás en mis discos.

Alcalde pasivo, sometido a la penosa gestión del responsable de los dineros municipales. Gestión que ha endeudado mi ciudad en 1.700 millones de Euros desde la toma de posesión de Gallardonofis I y sus acólitos.

Por todo lo cual, exijo de cuantas atoridades sean -estén entre las suprascritas o no-, (puesto que las más de ellas lo son por obra de cuantos peculios salen de mi bolsillo en forma de impuestos, cánones, tasas, gravámenes o similares)­‑ articulen las medidas necesarias para sacarme de tanta pasividad con la misma diligencia y dureza que han puesto en la protección de los fumadores pasivos.
Nepión

1.1.06

Horóscopo para esta semana

Aries
Quienes bien te conocen y te han rodeado estos días te tratan exactamente como mereces. Por fortuna, en unos días vuelves al trabajo y podrás volver a comportarte como el superhéroe que no eres. Paciencia.

Tauro
Vas a tener que poner en juego todas tus habilidades sociales para llevarte bien con los vecinos. Difícilmente olvidarán que a tu fiesta de Nochevieja hubieron de venir seis coches de bomberos.

Géminis
Hay grandes posibilidades de que a final de semana te ocasione algunos trastornos el azar. También pudiera ser el azahar, los astros no entienden de ortografía. Cuidado entonces con el exceso de roscón.

Cáncer
Una conversación en la que aparece la palabra cornamenta, la mayoría de las veces trata de hazañas de cazadores. Ahora bien, si tu pareja te fue infiel, es posible que tengas motivos para mostrarte un tanto susceptible.

Leo
La impaciencia marca tus actos, por eso es por lo que dejas tantas cosas a medias. Empieza por concluir algunas que dejaste a medias al terminar el año anterior. La de whisky, la de ginebra, la de vodka…

Virgo
Comienzas el año afrontando nuevos e importantes cambios en tu vida cotidiana. Si no hubieras dejado el bolso quién sabe dónde, no tendrías que cambiar las tarjetas, los carnetes y, fundamentalmente, las llaves para entrar en casa.

Libra
Si pretendes vivir los momentos de asueto con plena intensidad, tu vida puede subir a lo más alto y descender al suelo en sólo un pequeño instante. Disfruta en el parque de atracciones.

Escorpio
El periodo de asueto te ha sentado de maravilla. Te sientes tan nuevo que te crees que eres otra persona distinta. Lástima que el buzón esté lleno de facturas a nombre del que eras el año pasado.

Sagitario
La llegada del nuevo año te va a traer muchos y estrechos contactos con desconocidos de todo tipo y condición. Seguirás cogiendo el autobús en hora punta.

Capricornio
Como cada año, colocas todas tus ilusiones en una sola cosa. Que note pille desprevenido si los Reyes te dejan otra vez sin el tren eléctrico. Y ya van 37 años.

Acuario
Tienes una predilección especial por los métodos que permiten ganar mucho dinero en poco tiempo y sin realizar esfuerzo alguno. Cuando encuentres el sistema, te agradeceríamos que lo compartieses.

Piscis
Un horario regular, dieta equilibrada y ejercicio moderado, te ayudarían a sacar a la luz la parte más amable de tu interior. Cuantos te rodean van a seguir pensando que eres un gruñón maleducado.
Anaïs del Foss