9.7.07

De los reyes y sus pandas

Los Reyes han venido de oriente y han traído un regalo. Si la temperatura fuere algo más baja (unos veintiocho grados menos), el personal anduviera desaforado de tienda en tienda (las rebajas no son lo mismo) y hubiera un retintineo de campanas de Belén y peces en el río, uno pudiera pensar que estamos en Navidad. Pero, quía, mediamos el mes de julio pero es cierto, los Reyes han venido de oriente con un regalo en forma de osos.

En pocos meses los ciudadanos capitalinos con niños en nuestro rededor seremos bombardeados por decenas de centenares de mensajes instándonos a visitar eso que los muy mayores seguimos llamando Casa de Fieras y a lo que, en puridad, deberíamos referirnos como Zoo de Madrid, pues es allí donde van a morar Bingxing y Hua Zui Ba como ya lo hicieran hace treinta años Shao Shao y Chang Chang, otra pareja de osos panda que el gobierno de la China ofreció como regalo a sus majestades de este occidente nuestro.

Uno siempre había pensado que los regalos que recibían nuestros dignatarios por mor de su rango pasaban directamente a ser inventariados como parte del patrimonio nacional. Mas, como ya ocurriera entonces, eso no pasa con los osos panda que pasan a formar parte de la contabilidad de Parques Reunidos S.A., una empresa privada que cotiza en bolsa y que en el ejercicio anterior tuvo unos beneficios de más de 60 millones de euritos de los de ahora y que, gracias a los osos de marras, estos beneficios aumentarán, lo menos un potosí en los próximos ejercicios. Que debe ser que en España no hay zoológicos de titularidad pública.

Un zoológico al que, de vez en cuando, acuden los chicos y chicas de una ONG que asiste y atiende a los hijos de las reclusas de las cárceles madrileñas. Niños y niñas que, si no fuera por esta ONG, no podrían ver las calles y parques de los madriles más que a través de los barrotes de las celdas que ocupan con sus madres.

Cuando estos mozos y mozas, hará un par de meses, llevaron a unos cuantos hijos de las presidiarias de visita al parque zoológico madrileño, al llegar, como casi todo hijo de vecino, hubieron de pasar por taquilla y abonar cada uno más de catorce eurillos de sus peculios particulares porque la dirección del Zoo de Madrid no tiene en cuenta que los voluntarios de una ONG llevan a cabo una tarea altruista sin retribución alguna. Vamos, que para los gerifaltes de Parques Reunidos S.A. (esos a los quienes los Reyes les traen por la patilla unos osos panda) la responsabilidad social de la empresa sólo cuenta si se puede desgravar de los impuestos.

Con una Casa Real que, para traer vástagos al mundo, prefiere la sanidad privada antes que la pública, que desprecia la educación que pagamos todos enviando cada mañana al infantado a carísimos colegios privados o que regala el patrimonio del estado a empresas privadas empiezo a entender por qué, cada día que pasa, creo menos en los reyes. Aunque me conste que vienen de oriente y traen regalos. Pero sólo para algunos.

Nepión

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena reflexión. Lo cierto es que no había "caído" en esa cuenta... y añado ¿Porqué al de Madrid y no al zoo de Bacelona o al de Cabárceno? O que hagan una ruta por los zoos de España, como los abuelos por las casas de sus hijos cuando se los reparten por meses... Creo que si los Reyes lo quisieran hacer bien...¿?... deberían "depositarlos" en el zoo, pero obligar a esta institución privada a abrir las puertas gratis un día al mes. Al menos de esa manera se justificaría esta donación. Porque es sabido que una vez dentro, aunque sea gratis, ya se encargarían ellos de rentabilizar al visitante con fotos, bebidas contra la sed... o ositos panda de peluche.
Gracias por ayudarme a reflexionar... y a ponerme de mala leche.

josemoya dijo...

La cosa no es exactamente así... Aunque en muchos periódicos se habla de regalo (o de intercambio, como en el grotesco titular de La Razón, que decía más o menos "Jamón por Pandas"), en realidad los pandas que china "regala" los alquila a las diversas instituciones (y otros periódicos, en efecto, sí hablaban de alquiler). Es una de las principales fuentes de divisas del gobierno chino. Hace unos meses, el asunto se trató en un número de National Geographic. Ahora, ¿quién pagará ese alquiler? ¿Parques Reunidos? ¿El gobierno, dentro de los presupuestos de investigación científica? Vaya usted a saber.

Nepión dijo...

A Anonimo: No es mala idea lo de la gira, pero lo mismo hubiera bastado con un concurso en el que tuvieran iguales opciones todos los zoos españoles. Lamento provocar su enojo. no era mi intención.

D. José, Es lo mismo que los animalillos sean alquilados, o regalados o se adquieran a través de un modelo especial de 'leasing' o 'renting'. Con toda seguridad van a contribuir de forma notable al aumento de los ingresos y beneficios de una empresa totalmente privada y ese es el regalo que le han traído los reyes a Parques Reunidos. Como escribe al antrior comentarista, "¿Por qué al de Madrid y no al zoo de Barcelona o al de Cabárceno?". Luego nos acusan a los madrileños de centralistas