18.6.06

De los puntos carnéticos

Recién hace no más unos días me ha escrito el director general de Tráfico para explicarme la cosa esta del carnet por puntos. Y no sólo a mi. Me sospecho que nos ha mandado el mismo panfleto a buena parte de los españolitos, independientemente de que seamos o no poseedores del correspondiente carnet de conducir. Que digo yo que podía haberse esforzado un poco y mandar el prospectillo solamente a los conductores. Acaso se hubiera ahorrado unos eurillos pero eso a quién le importa cuando se dispara con pólvora del rey.

Independientemente de las explicaciones sobre los motivos que ocasionaran la pérdida de puntos y de lo que nos puede costar la recuperación de éstos, llama poderosamente la atención el anuncio de que, a partir del próxima mes, en la página web de la dirección general de tráfico se podrá consultar el saldo de puntos con sólo introducir el número del permiso de conducir. Esto es, se mete uno en la susodicha web, introduce su número de DNI, que coincide con el del permiso y, voi la, el haber de puntillos. Simple y sencillísimo.

Tan sencillo, que cualquiera que lo desee puede consultar, desde el anonimato, el historial infractor de cualquier ciudadano. Vamos que si, por poner un suponer, un padre celoso de las compañías de su hija puede, con muy poco esfuerzo, saber si ese que la pretende fue sancionado en algún momento por correr en demasía, o si un ciudadano que pretende ser candidato a un puesto de oficial administrativo cuenta en su historial con una multa por exceso de alcohol en sangre todo porque le hicieron soplar a la salida de la boda de su prima Cunegunda.
O lo que es lo mismo, informaciones que sólo deberían competer a un ciudadano, por estas cosas de la técnica, pueden ser de dominio público. No sé por qué, pero me dá que la Agencia de Protección de Datos, que tan diligente se muestra en ocasiones, acaso debiera ponerse sobre el asunto. Lo mismo, hasta impiden la entrada en vigor de los puñeteros puntos hasta que se resuelva el tema de la privacidad.
Nepión

2 comentarios:

josemoya dijo...

Ostras! Voy a ver si en el BOE aparece el DNI de, digamos, Zapatero (supongo que habrán tenido que ponerlo en el nombramiento, como el de cada hijo de vecino) y, a continuación, pediré el saldo de su carnet. Sé que estará límpido (al fin y al cabo, si es presidente, lo menos que puede tener es un chauffeur, digo yo), pero el morbo es el morbo.

pepeltenso dijo...

Curioso lo del feliz muricélago ;-)