21.1.06

De los caramelos con palito

Prácticamente toda la prensa nacional hispana se hacía eco ayer del impresionante incremento en las ventas de los caramelos con palito. De unos caramelos con palito muy concretos. Esos cuya imagen de marca, basada en el perfil de una margarita, fue diseñada por Salvador Dalí, allá por 1969. Chupa Chups, pues de esos se trata, prácticamente desde su origen, ha tenido una política de comunicación y mercadotecnia más que acertada. Innovadora, en muchos casos, pero generalmente efectiva. Fue una de las primeras empresas, en los lejanos años 60, en las que los vendedores (aun no eran “agentes comerciales”, de donde más tarde derivará el sustantivo “comercial” para aplicárselo a los vendedores) habían de pasar por cursillo de una semana de duración en el que se les mostraban las fórmulas para incrementar sus niveles de ventas.

También fueron una de las primeras empresas hispanas en hacer una fuerte apuesta por la imagen de la marca, encargándole la creación del logotipo al mismísimo genio de Cadaqués: Salvador Dalí. Un logotipo que, con muy leves adaptaciones, a día de hoy sigue siendo el estandarte de Chupa Chups, no sólo en España e Hispanoamérica, sino también en lugares tan dispersos por el mundo como Rusia, Jordania, Corea, Sudáfrica o Malasia.

El último gran logro, en el terreno de la comunicación ha sido el fraguado a lo largo de esta semana. Han conseguido aparecer en casi todos los medios de comunicación españoles anunciando el sorprendente incremento de un 50% en sus ventas desde que entró en vigor la ley antitabaco.

Que no es que no sea un importante incremento. Y no sería extraño que fuera absolutamente cierto. Lo que ya parece más extraño es que los responsables de los departamentos financieros de Chupa Chups, hayan podido llegar a esta conclusión en tan sólo dos semanas de vigencia de la dichosa ley.

Generalmente las grandes empresas necesitan varios meses para facilitar las cuentas de resultados. Cosa lógica, pues por aquello de los rappels, los pagos diferidos, los envíos en depósito, y el hecho de que casi todos los clientes difieran los pagos a 30, 60 y/o 90 entre otras cosas, hace casi imposible tener datos fiables en un plazo menor de tres meses. De hecho, en la propia web de la empresa caramelera sólo se puede disponer de los datos de ventas correspondientes a 2003 como los más actuales.

¿Cómo es posible, por tanto, que prácticamente todos los medios se hayan hecho eco de la noticia? Simplemente porque desde el departamento de comunicación se ha enviado a gran parte de las redacciones un nota de prensa muy oportuna, acompañada de una no menos oportuna gran caja de caramelos con palito? Aprovechando que en la mayoría (por no decir todas) de las redacciones, no se comprueban los datos que facilitan los gabinetes de comunicación, especialmente cuando esos datos se refieren a la propia empresa, los gerifaltes comunicólogos de Chupa Chups se propusieron una gran campaña promocional de muy bajo coste. A nadie se le ha ocurrido, parece ser, preguntar en Chupa Chups, cuántos caramelos han vendido entre el 1 y el 15 de enero. A mi sí, y en la propia empresa no han sido capaces de darme el dato. Entonces, me he preguntado, ¿cómo han sido capaces de calcular el incremento del 50 %?
Lo cierto es que prácticamente toda la prensa hispana hablaba hoy de los Chupa Chups. Para eso están los departamentos de comunicación de una empresa. Buen trabajo el suyo.
Nepión

1 comentario:

josemoya dijo...

No puedo creerme que hayas sido capaz de preguntarles el dato!!! Qué bueno!!